Cuando el cobre barre al oro

Tenemos una moneda de oro en el bolsillo.

Llegamos a la tienda, y pagamos con nuestra moneda de oro.

El tendero, la coge en sus manos, la examina, y la echa a la caja.

Nos da la vuelta en monedas de cobre.

Esta operación se repite en el tiempo, y el tendero da las vueltas en cobre, pero se guarda el valioso oro para él. ¿Qué ocurre?

Las monedas de oro salen de circulación. Y una moneda del mismo valor facial, pero menor valor nominal ocupan el lugar de las valiosas monedas de oro.

El cobre bate al oro.

Esta es la ley de Gresham. Cuando dos monedas del mismo valor facial, pero distinto valor nominal están en circulación. La moneda de mayor valor nominal será expulsada del mercado por la de menor valor nominal.

No solo se aplica a monedas, hay una expresión más genérica de esto.

Cuando dos noticias tienen el mismo valor facial, el click. Aquella que capte más atención con menor coste de escritura, será la que desplace a la que capte menos atención. ¿Alguna vez no has sabido como desenvolverte en una orgía? No pasa nada, el confidencial te cuenta sus confidencias 6 consejos para novatos si vas a hacer una orgía por primera vez.

Esta noticia de tan baja calidad, desplaza a contenido de alta calidad que desgraciadamente se paga igual. Como el coste de realizar una noticia basura, es inferior al de crear una noticia de calidad, pues tenemos que El Mundo Today informa mejor que muchos periódicos de nuestro país.

Cuando dos programas de software, arreglan el mismo problema. Aquella solución que tenga menor coste de implementación, pero mayor deuda técnica, batirá a las soluciones que tienen mayor coste de implementación, pero menor deuda técnica.

Ante la misma recompensa, el estándar de calidad más bajo, desplazará al estándar de calidad más alto.

A corto plazo.

A corto plazo, el estándar de calidad más bajo ganará. A largo plazo, el estándar de calidad más bajo generará pérdidas evitables con estándares de calidad más alto.

A corto plazo, clickan. A largo plazo, no eres rentable porque no eres capaz de generar nada que atraiga lectores que quieran pagar por tu contenido.

A corto plazo, solucionas el problema. Dos años después, pierdes cuatro veces más tiempo intentando entender qué hiciste.

Para que el bien, gane al mal, hay que hacer un esfuerzo. Hay que establecer que queremos sobrevivir más allá de mañana. Hacer un esfuerzo inicial, y sentar castigos y recompensas, para evitar el bajo coste del mal estándar.

Para que el bien, gane al mal, hay que luchar. Sino el cobre, barre al oro. Y los malos estándares, barren a los buenos estándares.