Pensando en el largo plazo

Me paro a pensar, muy a menudo, sobre uno de los fallos que siempre veo y he visto a mi alrededor. En general, en España, no pensamos para el largo plazo.

Nos enorgullecemos, y somos expertos, en resolver problemas de última hora con soluciones ingeniosas. Realmente, es uno de nuestros grandes valores, somos creativos, flexibles y diligentes cuando encontramos un problema.

Sin embargo, esa grandeza, tan necesaria en tiempos difíciles, es la que hace que seamos incapaces de construir soluciones que se mantengan a lo largo del tiempo. Pase, lo que pase.

Pongo un ejemplo sencillo, en general, somos bastante malos documentando nuestros proyectos y trabajos. Documentar es una tarea que hace que un proyecto pueda sobrevivir al paso del tiempo, es imposible, que no tengas un ejemplo directo de esto a tu alrededor. Todavía me maravillo de la documentación que tenían los equipos americanos cuando trabajé en la aeronáutica, la documentación era auto contenida, diagramas, esquemáticos, tareas de mantenimiento y troubleshootings.

Después del incendio de Notre Dame, parece que los mapas tridimensionales generados para un video juego van a ayudar a reconstruirla. Sin querer, alguien, ha podido salvar esta imponente catedral. Pero no había un repositorio de capturas generados por la institución que gestiona semejante tesoro, lo que ha destruido el fuego, será reconstruido gracias a un videojuego. Increíble.

Este es uno de los ejemplos que me viene en mente, pero tenemos cientos a nuestro alrededor. Por ejemplo, hay muchos proyectos que se van al garete cuando la persona que los lleva desaparece. ¿Por qué? Es posible que esa persona no haya hecho el trabajo necesario para que el proyecto le sobreviva, en general, transferencia del conocimiento y documentación.

¿Cómo podemos construir para el largo plazo? Esa es una de las grandes preguntas. Creo que hay tres claves, y la segunda es una forma de la primera.

  • Transferencia del conocimiento, en cualquiera de sus formas.
  • Principios de actuación, sobre personas. Y principios, sobre métodos.
  • Construir sólidamente, sin tomar atajos. Paso a paso, ferozmente, andando antes de correr.

Habría una cuarta, que es parar después de un proyecto, y hacer una sesión de lecciones aprendidas. No tienen ni por qué ser después del proyecto, puede ser después de un hito, tomar anotaciones y compartirlas entre aquellos que estén interesados de alguna manera, además de guardarlas en un histórico.

¿Tienes algún ejemplo de malas o buenas prácticas que puedas compartir? ¿Crees que hay más formas de hacerlo? ¿Tienes alguna idea de cómo podemos mejorar esto? ¿Qué hemos aprendido del incendio de Notre Dame? ¿Corremos a documentar nuestro patrimonio histórico o dejaremos que el tiempo lo reduzca a polvo?

Publicada el
Categorizado como Reflexiones